Zacualpan de Amilpas

Al recorrer las calles de Zacualpan de Amilpas parece que el templo se detuvo, solo se escuchan las alegres voces de los niños que corren por sus calles.

El edificio más característico de este municipio, es sin duda alguna el Convento de La Inmaculada Concepción del origen agustino, fundado por fray Juan Cruzat en 1535 y actualmente considerado como patrimonio mundial.

La bellísima arquitectura que ostenta, de tipo fortaleza, así como su pintura mural y sus amplias proporciones nos dan el porqué de este nombramiento.

El convento cuenta con un gran atrio totalmente bardeado, restos de capillas posas y la capilla abierta es un tipo escenario, con un desnivel de unos dos metros con respecto al nivel del atrio.

En las tranquilas calles cercanas, al centro de la población, nos percatamos que sus habitantes se han preocupado por darle ese sabor de provincia, pintando sus fachadas de vibrantes colores contrastando con los marcos de puerta y ventanas del blanco más puro.

Este lugar, es sede de uno de los spas de clase mundial más bellos de Latinoamérica. La casa de los Arboles, que ofrece tratamientos de belleza, anti estrés, masajes corporales y faciales, y un sin número de servicios para que usted sea tratado como un verdadero rey, además de los servicios del hotel, en una  propiedad de más de 50 mil metros cuadrados con árboles frutales y jardines que lo harán sentirse en el edén.

Los domingos, en la plaza principal se realiza uno de los pocos tianguis de trueque que todavía se conservan en todo el país.

Zacualpan de Amilpas ofrece también una extensa variedad de artesanías, principalmente de barro que complementan la oferta turística de este lugar.